Filosofía
es

Es dificil hablar de uno mismo cuando has elegido contar historias con imagenes, precisamente porque crees que dicen más que las palabras.

Mi nombre es Gustavo Pinela, vivo a un paso de la sierra de Madrid y quiero ser vuestro fotógrafo, la distancia no es problema para el amor ni para inmortalizarlo.

Empecé profesionalmente como ilustrador hace más de 15 años, con sección fija en la revista Muy Interesante, donde poco despues comencé como fotógrafo; actualmente compatibilizo la ilustración de libros de texto y diversos proyectos  editoriales (para Anaya, Edebé, o Everest), asi como la ilustración de invitaciones de boda, con la fotografía de recien nacidos, bebés, y modelos, pero son las bodas las que me enamoran especialmente; he colaborado con más de una docena de estudios fotográficos y desde hace varios años trabajo en solitario.

Me habría gustado iniciarme antes en la fotografía, para haber tenído fotos de lugares y personas que ahora solo tengo en mi recuerdo; porque cuando sabes que el tiempo pasa y la gente no vuelve, comienzas a hacer fotos que transcienden, que transmiten, y dejas de hacer fotos porque sí; por eso me apasiona mi trabajo y quiero ser vuestro fotógrafo, para entregaros un recuerdo bonito que os acompañe siempre.

me gusta viajar (mi trabajo ayuda, y si mi pareja me acompaña es aun mejor), los paseos interminables, jugar con mi perro, las bodas... cada boda es un reto; me encanta tener una visión unica más allá de lo esperado, a mi manera y a vuestro ritmo.

Me gustan tantas cosas...

Gracias por encontrarme, el amor y el destino tienen mucho en común ¿quien sabe?

 

 

"El amor y el destino tienen mucho en común"

La fotografía de boda es mi trabajo y mi pasión, pero reconozco que conlleva una gran responsabilidad. En mis manos están vuestros recuerdos, por eso es tan importante que comprendáis qué hago y por qué he decidido hacerlo así, y no de otra manera.

 

 

Visión personal

Sólo realizo un número limitado de bodas cada temporada, ya que voy personalmente a cada enlace, para poder daros lo mejor de mi, por lo que no acepto todas las solicitudes que llegan a mi.

Para garantizar el mejor trabajo necesito novios con ilusión, que se involucren al 100% en sus preparativos, que vivan su boda como algo irrepetible, que sepan valorar mi forma de entender la fotografía, y se emocionen con su historia... novios especiales que quieran un fotógrafo especial.

Me gusta pensar que estáis leyendo esto porque os identificais con mis palabras y con la forma en que mi fotografías cuentan historias, porque os gusta mi visión artística y particular de ese día, y no solo por un precio.

 

 

Bodas unicas

Cada pareja es única, porque cada boda también lo es, y por lo tanto recibiréis un trato personal según vuestros gustos y necesidades; las parejas que acuden a mi pasan pronto de clientes a amigos; no podría ser de otra manera, después de tantas conversaciones y tiempo juntos el día del enlace.

La mayoría de las cosas se terminan tras la boda; el coche alquilado, los regalos para los invitados, la fuente de chocolate... solo las fotos quedarán para siempre. No es el valor que tienen hoy, sino el que tendrán mañana cuando recordemos a los que ya no estén, o las veamos junto a quienes están por llegar; por eso adoro las parejas que dan a los recuerdos el valor que merecen, ¿Cuánto valdrán mañana esas fotos para ti?

Un consejo, si te gusta mi fotografía no esperes demasiado a pedirme fecha, las fechas más solicitadas las cierro rápidamente y realizo un número limitado de bodas. Si necesitas información sobre mis tarifas, por favor, ponte en contacto conmigo.

 

 

¡Sin posados!, vosotros mismos

Mi estilo cercano, natural y espontaneo, documenta lo que sucede desde una posición privilegiada, con la mínima intervención, dejando que surja el momento; y sin poses.

Consigo esa naturalidad trabajando con vosotros desde el primer día, charlando y conociendonos. Solo utilizo flash cuando es imprescindible, por que añade un aire artificial a la escena y resta espontaneidad a los invitados; quiero plasmar la luz real del momento dentro de lo posible, por que la luz también es parte de vuestro día.

El día del anlace intento hacer comprender a las familias que mi papel no es dirigir, mandar ponerse aquí o allá, hacer tal o cual cosa... quiero que sientan la libertad de ser ellos mismos, naturales y espontáneos, igual que vosotros; seré yo quien esté en todos los detalles, sin interferir y documentando cada situación espontanea, esos momentos que solo suceden cuando no te sientes observado, y que luego os sorprenderán; no quiero que un día tan increible parezca un teatro con actores, quiero que os identifiquéis en mis fotografías, reconozcáis vuestros gestos y disfrutéis el momento sin buscar la cámara.

¡No vais a posar!, vuestras fotos serán como seáis vosotros; pero soy realista y no faltarán fotos con la familia o amigos.

 

 

Todas las fotografías entregadas se editan y tratan con el estilo personal de todas mis galerías; sé que la ilusión por ver esas fotos es enorme, por eso intento que disfrutéis de ellas antes de un mes.

Los álbumes se presentan en una cuidada caja de madera, realizada a medida y a juego con el álbum. Las historias impresas tiene mucho más valor como documento que unas fotos aisladas, ayudan a recrear una emoción y transmiten sentimientos de una forma especial.

 

 

"Se agradecido con aquellos que te dedican su tiempo, pues te están entregando algo que jamás recuperarán"

 

Para mi es una suerte ser vuestro invitado y tener vuestra confianza, y aunque me esfuerce en transmitir mis ganas de dar lo mejor en estas líneas, es crucial vernos para explicaros como hago de cada enlace algo único, y por qué mi trabajo y yo somos diferentes.

Realizo reportajes a nivel nacional, ¡Me encanta viajar y conocer nuevos lugares!, ¿hablamos?.

¿Hablamos? (pincha aquí)

Solo realizo un número limitado de bodas cada temporada.
Si te ha gustado mi trabajo no esperes al final, escríbeme y hablamos.

enterentrar
contenidos © 2016. Gustavo Pinelasite by Bluekea